logo
Bienvenido a Mirador de Medios, plataforma de análisis de medios de comunicación chilenos.
miradordemedios.cl@gmail.com

Últimos tuits


Más diversidad, menos concentración, más transparencia: Tres claves de las comunicaciones en la nueva Constitución. @gabibade conversó con abogados y comunicadores sobre un tema fundamental.
https://t.co/iVZxQNFBWp

"Aunque no nos guste lo que se está publicando en los medios tenemos que leer y estar presentes". Conversamos a fondo con María Olivia Mönckeberg sobre la nueva Constitución y los medios chilenos.
https://t.co/tkftpd7Wxk

📣 Ya está en línea nuestro segundo informe: Los medios en el proceso constituyente ¿La Aurora de Chile? Pueden descargarlo gratis en PDF (ideal para leer con calma) o leerlo directo desde este link.
https://t.co/dureJb9jPs

¡Buenos días! No estábamos muertos ni de parranda. Mañana, miércoles 25, lanzaremos nuestro segundo informe: Los medios y el proceso constituyente ¿La Aurora de Chile?
Aquí, el adelanto de su portada 👇🏻 https://t.co/BDu7k72dYa

Estudio de @ConectaMedia revela que el Rechazo ha tenido más cobertura en medios que el Apruebo de cara al plebiscito del 25 de octubre.
https://t.co/mVFb05xupj

Más diversidad, menos concentración, más transparencia: Tres claves de las comunicaciones en la nueva Constitución

El debate sobre la nueva Constitución da la oportunidad de repensar el modelo de medios que tenemos en Chile y de dar rango constitucional a algunos asuntos como el derecho a la comunicación, el acceso a la información pública, inhibir la existencia de monopolios públicos y privados y estimular un sistema sustentable de medios públicos, privados y comunitarios. Acá algunas pistas.

Por Gabriela Bade, socia fundadora de Mirador de Medios

Tantas veces se había hablado de cambiar la Constitución en Chile que, ahora que ya la ciudadanía dijo con un abrumador 78% que esa es su voluntad, parece inverosímil que a lo largo de los próximos 18 meses estaremos finalmente discutiendo por primera vez en la historia de nuestro país los contenidos de su Carta fundamental.

¿Qué viene ahora? Ponernos de acuerdo. Y lo que está claro es que hay numerosos grupos de interés tratando de incidir en el debate público. Para Mirador de Medios también es muy pertinente participar de esta discusión pública.

Así fue como decidimos abordar a profesionales y organizaciones vinculadas a las comunicaciones para preguntarles: ¿Qué es lo más importante de resguardar / consignar en una nueva Constitución en lo relativo a los medios de comunicación y derechos como la libertad de prensa/expresión/comunicación?; ¿Puede/debe la Constitución influir o condicionar nuevas estructuras de funcionamiento / propiedad / financiamiento de los medios?

No hay una sola opinión. Algunos, como el profesor de derecho constitucional de la UCV John Charney, piensan que lo más apropiado es un texto general, como lo hacen los de convenciones internacionales. “Lo importante es no limitar la posibilidad de generar una legislación específica en el futuro”, explica. Pablo Contreras, director del Centro de Regulación y Consumo de la Universidad Autónoma de Chile, va en la misma línea: debería considerar “una regla general de libertad de expresión, lo más similar a la Convención Americana de Derechos Humanos o el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”.

La postura de ambos puede sonar contraintuitiva en un momento de muchas expectativas y de la intención de algunos grupos de interés de detallar un poco más los cambios a que aspiran dar rango constitucional.

Derecho a la comunicación

Un ejemplo de esto es el Bloque por el Derecho a la comunicación, articulación de organizaciones de la sociedad civil del mundo de la información que nació en septiembre pasado. Entre esas organizaciones se cuenta al Colegio de Periodistas que busca consignar este derecho “entendido como la comprensión más amplia establecida por el sistema internacional de derechos humanos sobre garantías asociadas a la comunicación como la libertad de expresión, de prensa y acceso a la información, comprendiendo el derecho de todas las personas no solo a buscar y recibir información plural, sino también a difundirla por cualquier medio de expresión sin discriminaciones ni sujeción a limitaciones económicas, ideológicas o culturales, como explica su Secretaria General, Rocío Alorda. Ella agrega que le corresponde al Estado “impulsar el pluralismo al mayor grado posible, para así lograr un equilibrio en la participación de las distintas informaciones en el debate público, y también para proteger los derechos humanos de quienes enfrentan el poder de los medios”.

El abogado y académico Pedro Mujica también cree pertinente incorporar este derecho porque, además de todo lo descrito, incidirá en “la disminución de la concentración de la propiedad de los medios de comunicación y las consecuencias negativas que ello tiene sobre el pluralismo informativo”. Y agrega otro punto, en el que también hace énfasis Contreras: la necesidad de “garantizar a nivel constitucional el derecho de acceso a la información pública, ya que actualmente solo se encuentra consagrado el ‘principio de publicidad’ de los actos y resoluciones del Estado. De esta manera el derecho de acceso a la información pública debiera tener el mismo rango constitucional que otros derechos (honra, privacidad), con los cuales generalmente colisiona, dejándose a los Tribunales decidir cuál derecho debe primar en materia de información de interés público”.

Otro gran pendiente en Chile es qué hacemos con la poca diversidad que se ve reflejada en los medios de comunicación hoy y cómo eso estaría profundamente vinculado a la propiedad de los medios de comunicación. ¿Puede/debe la Constitución influir o condicionar nuevas estructuras de funcionamiento / propiedad / financiamiento de los medios?

Menos concentración

Otro gran pendiente en Chile es qué hacemos con la poca diversidad que se ve reflejada en los medios de comunicación hoy y cómo eso estaría profundamente vinculado a la propiedad de los medios de comunicación. ¿Puede/debe la Constitución influir o condicionar nuevas estructuras de funcionamiento / propiedad / financiamiento de los medios?

El texto constitucional (actual) prohibe los monopolios en los medios de comunicación, pero solo hay mención al monopolio estatal. “No se hace mención a los monopolios u oligopolios que podrían generarse a través de entes privados, ni tampoco una mención que sea genérica a otros tipos de interferencia que podrían llevar a cabo, tanto el estado como agentes privados poderosos o a la libre circulación de información” explica Diego Ramírez Bustos en su tesis “Derecho a la Libertad de Expresión en una nueva Constitución desde la perspectiva del Derecho Internacional de Derechos Humanos”, de 2019.

Que esa situación debería corregirse está dentro de los desde en el debate constitucional. “Debería establecerse a nivel constitucional la prohibición tanto para el Estado como los particulares de conformar monopolios u oligopolios en los medios de comunicación, debiendo quedar entregado a una ley las sanciones para quienes no respeten esta prohibición. Ello en línea con lo indicado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, explica Mujica.

Contreras pone un matiz al respecto: “Podría establecer una directriz que mandate al legislador para desarrollar principios de pluralismo y de una estructura diversa de medios de comunicación. Sin embargo, esto requiere de concreción a nivel legislativa, especialmente en lo relativo a porcentajes de propiedad de parte de uno o más accionistas o controladores”.

El texto constitucional (actual) prohibe los monopolios en los medios de comunicación, pero solo hay mención al monopolio estatal. “No se hace mención a los monopolios u oligopolios que podrían generarse a través de entes privados, ni tampoco una mención que sea genérica a otros tipos de interferencia que podrían llevar a cabo, tanto el estado como agentes privados poderosos o a la libre circulación de información” explica Diego Ramírez Bustos.

Más diversidad

Desde la perspectiva del Colegio de Periodistas, la nueva Constitución “debería permitir estructurar un sistema medial que garantice los tres sectores de las comunicaciones: medios públicos, medios privados y medios comunitarios, entendiendo que hoy la concentración de los medios y la carencia de políticas que fomenten la creación y sostenibilidad de medios, generan un escenario que limita el pluralismo de contenidos informativos”. Y agrega que “en ese sentido, es vital que esta Constitución influya para avanzar en políticas que permitan garantizar el acceso y distribución equitativa del espectro radioeléctrico, resguardando su valor como bien público”.

Un último punto y quizás lo suficientemente amplio como para requerir otro artículo es el mundo digital e internet. “Este es un desafío que es difícil de abordar en una Constitución. La libertad de expresión cubre estos ‘medios’ en tanto mecanismos digitales de expresión. Sin embargo, reglas como la neutralidad de la red u otras que se quisieran avanzar también podrían constitucionalizarse”, plantea Pablo Contreras.

Y Mujica agrega se requiere legislar con urgencia sobre el uso de los medios digitales y, a la misma vez, velar por la protección de datos personales de manera adecuada. “Por otro lado, la ampliación del derecho de producir información requiere asegurar ciertos mínimos estándares de acceso a las nuevas tecnologías y alfabetización digital”.